El Inventario GRIP

En el Inventario GRIP los datos nacionales deberán insertarse en los campos en rojo destinados a los temas de producción y consumo de energía, procesos industriales, residuos y agricultura y sus respectivos subtema Todos los países podrán obtener esta información consultando, principalmente, las estadísticas recogidas en el CMUNCC. A partir de datos demográficos básicos a nivel regional, el GRIP genera matemáticamente un inventario de emisiones de gases de efecto invernadero en la región. 

El inventario podrá ser más detallado insertando los datos regionales en los campos en verde. Esta información regional sustituirá a los datos nacionales del inventario. Los datos regionales pueden obtenerse, por ejemplo, a través del EUROSTATS y del EPER, donde se enumeran más de 50.000 contaminantes. Mediante unos 60 submenús, tendremos que identificar, resumir e introducir los contaminantes en el inventario.

De cara a una optimización final del inventario, también se insertarán los datos regionales no publicados.

En relación con la producción energética sólo se utilizarán datos nacionales y se calcularán de forma proporcional a la población de la región, puesto que una estadística basada en la producción local de energía distorsionaría el inventario regional.

El Inventario GRIP es la base para la Herramienta del Escenario Regional.

Más información sobre la Herramienta de Inventorio (en inglés).


La Herramienta de Escenario del GRIP

La Herramienta de Escenario del GRIP comienza con una página principal que muestra el valor añadido bruto (VAB) de la economía regional (ejemplo online: Glasgow). Las diez páginas siguientes reflejan el consumo regional (hogares, servicios, industria, transporte y sector energético) y la producción energética a nivel nacional. 

Los submenús adicionales distinguen entre producción y consumo. Pueden insertarse supuestos relativos al incremento regional del VAB. Cambiando los datos sobre eficiencia, ahorro y consumo de energía, así como el porcentaje de energías renovables, se pueden simular los distintos escenarios. Los cambios en el balance general de gases de efecto invernadero y la reducción lograda aparecen siempre en una sección especial situada en el extremo superior izquierdo de la página.

Los asesores científicos seguirán corrigiendo continuamente los supuestos poco realistas (por ejemplo, un porcentaje exagerado de producción energética por biomasa que rebase los recursos de la región).

La simulación del escenario visualiza las posibles reducciones de CO2 y las hace comprensibles. Permite comprobar la realidad o el error de cualquier prejuicio, por lo que puede formularse una estrategia consensuada para reducir los gases de efecto invernadero.

Más información sobre la Herramienta de escenario (ejemplo Glasgow).